Últimas entradas Últimas entradas

« Atrás

Vía Intraósea

Buenos días compañeros:

 

-Hoy quiero hablar de una técnica que el otro día pude ver como se realizaba y que antes no había visto.
-Siempre hablamos de las vías periféricas, o las vías centrales de acceso periférico, y con razón, porque son las que más se utilizan, pero en situaciones de urgencia existe otra buena alternativa para cuando coger una vía tradicional se hace complicado o imposible.
-He realizado una síntesis de varios artículos, para explicar de manera sencilla las pautas más importantes para poner esta clase de vías.

 

Historia de la vía intraósea:

 

-La técnica del acceso sistémico por vía intraósea, acceso intraóseo (IO), comenzó a utilizarse a principios del siglo pasado para la inyección de líquidos y medicamentos dentro de la circulación.

-Como la mayoría de las técnicas de emergencia, es en el ámbito militar donde más se ha aplicado este sistema de infusión parenteral siendo un ejemplo de referencia la guerra de Corea.

-Actualmente, esta técnica está inmersa en la secuencia del Soporte Vital Avanzado (SVA) considerándose, según las últimas normas de la European Resuscitation Council (ERC) publicadas en el 2.005 como segunda opción para un acceso a una vía venosa.

-La vía intraósea es una técnica sencilla, sin complicaciones de gran importancia y que requiere muy poco material específico.


Introducción Vía de acceso intraósea

 

-Su utilización se basa en el hecho de que la cavidad medular de los huesos largos está ocupada por una rica red de capilares sinusoides que drenan a un gran seno venoso central, que no se colapsa ni siquiera en situación de parada cardiorrespiratoria  pasando los fármacos y líquidos a la circulación general con una rapidez similar a como lo harían por cualquier otra vena periférica.

 

Indicaciones Vía IO

 

-Se ha utilizado siempre para pacientes pediátricos menores de 6 años, en el caso de no obtener un acceso venoso periférico tras tres intentos fallidos pero también puede ser efectiva en adultos.

-En las últimas normas de la ERC publicadas en Noviembre del 2.005 se considera la vía intraósea tanto en los pacientes adultos y pediátricos como una segunda opción en la obtención de un acceso venoso, después de la vía periférica y antes de la vía traqueal.

-Las ventajas de la vía intraósea son de una gran importancia a la hora de realizar esta técnica en una situación que requiera un acceso venoso precoz pues se trata de una vía “no colapsable” pues la médula ósea se puede considerar como una vena rígida de gran calibre que no se colapsa durante los procesos de shock; así pues se considera una vía segura y rápida pues conlleva un alto porcentaje de éxitos (>90%)

-Los inconvenientes de esta vía están referidos a que trata de una vía de urgencia pues no es recomendable que esté colocada más de 24 horas; por lo tanto, en cuanto se realice una reposición de volumen adecuada se debe realizar otro acceso venoso mediante una vía periférica o central.

-No es útil, por tanto, la vía intraósea para una reposición de la volemia en grandes cantidades, con lo que en pacientes adultos en los que el volumen es importante la vía IO no es capaz de infundirlo en las necesidades exigidas. Sin embargo en pacientes pediátricos en los que el volumen a infundir no suele ser excesivo sí es útil la vía IO.

-Esta vía se puede utilizar en cualquier situación de urgencia de un paciente adulto o pediátrico excepto en una extremidad fracturada o ya puncionada, cuando exista infección, quemaduras, celulitis u osteomielitis en el lugar de punción y en pacientes con traumatismo abdominal grave no se debe colocar en los huesos de los miembros inferiores.

-Las complicaciones en general son raras, apareciendo un total de 1%, entre las que se encuentran la extravasación de líquidos perfundidos y/o medicamentos por una mala colocación de la aguja, celulitis localizada con/sin osteomielitis (más frecuente con la utilización de soluciones hipertónicas y su frecuencia de aparición aumenta con el tiempo de permanencia de la vía), riesgo de embolización grasa, síndrome compartimental, lesión cartílago de crecimiento (niños) y sepsis.

 

 

 

Lugares de punción

 

En Recién nacidos y niños hasta 6 años:

·Tibia proximal: el sitio de canulación se encuentra en la superficie medial de la tibia, entre 1 a 3 cm por debajo de la tuberosidad anterior. Su inserción debe realizarse con una inclinación de la aguja de 20 – 30 º, aunque algunos autores recomiendan un ángulo de 90º con respecto al eje de la pierna.

·Fémur distal: el lugar de inserción es a 2 – 3 centímetros del cóndilo externo. La aguja debe seguir a una dirección hacia la cabeza del paciente formando un ángulo de 10 – 20 º con respecto a la vertical; con el propósito de evitar el cartílago de crecimiento.

·Lugares alternativos: Tibia distal, Cresta ilíaca, Trocánter Mayor.


A partir de 6 años y adultos:

·Tibia distal: a nivel de maléolo interno en su unión a la diáfisis tibial y por detrás de la safena externa. La inserción de la aguja debe tener una inclinación con dirección cefálica.

·Cresta Ilíaca: el lugar de punción está situado en la cara inferior de la espina ilíaca, colocándose al paciente en decúbito lateral.

·Esternón: en el niño pequeño está contraindicado por la cercanía de los grandes vasos y la disminución de grosor pero en el adulto está indicado siempre y cuando no se requiera realizar un masaje cardíaco. El punto elegido es a nivel del 2 – 3º espacio intercostal, una vez localizado, la aguja se introduce a 1 cm de la línea media del esternón.

·Lugares alternativos: Radio distal, Cúbito distal.

 

Sustancias infundidas por vía intraósea

 

-Cualquier droga o solución que pueda ser administrada por vía IV puede ser administrada por vía IO en dosis y cantidades iguales a las empleadas por vía venosa, con niveles séricos y eficacia equivalentes, tanto en niños menores de 6 años como en adultos.

-Para asegurar su llegada a la circulación sistémica, la administración de medicamentos debe ser seguido de un bolo a presión de por lo menos 5 ml de solución salina. Cuando se requiera infusión de líquidos en grandes volúmenes puede aplicarse presión mediante un manguito presurizador de sueros llegando a poder administrar un volumen de infusión de hasta 400 ml/h. --También puede utilizarse como fuente de información diagnóstica pudiendo utilizarse para la determinación de gases en sangre, valores bioquímicos, electrólitos, hematocrito y hemoglobina y para toma de muestras de sangre.

 

Material necesario para la punción intraósea

 

·Desinfectante, gasas, paños y guantes estériles.

·Jeringas de 10 ml y agujas.

·Anestésico local sin adrenalina (Lidocaína al1%) Si el paciente está consciente se anestesia localmente la zona previamente a la punción.

·Suero salino 0.9% y suero salino heparinizado.

·Sistema de perfusión.

·Llave de tres pasos.

·Pinzas de Kocher.

·Esparadrapo o Vendas de sujeción.

·Agujas o Pistolas de punción intraósea.

-En caso de no disponer hay estudios que han realizado punciones intraóseas con trócares para punción de médula ósea (13 – 16 G), agujas de punción lumbar (18 – 20 G) y agujas hipodérmicas (18 – 20 G).

 

Técnica de administración

 

-Para explicar la forma de colocarla  y que no se haga tan pesado he elegido tres videos que nos enseñan de una manera rápida y sencilla la manera de aplicar la Vía IO.

 

Primer video
-Este video explica de una manera rápida y sencilla como se administra este tipo de vía.

http://www.youtube.com/watch?v=j_JrDnesJMo

 

Segundo video

-En este caso tenemos un video muy curioso, un voluntario consciente se presta a que le apliquen una vía IO, en un ambiente distendido y expresando sus sensaciones sobre la técnica, también van explicando cómo se hace, pero en un ambiente “clínico”.

http://www.youtube.com/watch?v=_BZdDElKxuk&feature=results_main&playnext=1&list=PL6DE21DE0A5B6EAB4

Tercer video

-Este video es en ingles donde se puede ver múltiples vías IO, pero nos dicen los 6 errores que tenemos que evitar.

http://www.youtube.com/watch?v=YXfyL8kvFTg&feature=related

 

Cuidados de Enfermería

 

-Siempre que sea posible, debe utilizarse una técnica estéril con previo lavado de manos. Se debe tomar siempre las precauciones universales de bioseguridad.

-Los cuidados de enfermería básicamente son los mismos que cualquier vía venosa, teniendo en cuenta que es una vía de urgencia, no prolongándose su uso más de 24 horas. Para evitar infecciones en el lugar de punción es conveniente rodear la aguja intraósea con un apósito estéril y desinfectar cada 4 – 6 horas la zona de punción; así mismo cambiaremos el apósito siempre y cuando nos lo encontremos manchado de sangre o húmedo. No ocluiremos la zona de punción con apósitos transparentes para evitar la maceración de la herida.

-Para detectar la aparición del síndrome compartimental debemos vigilar de forma periódica el aspecto de la piel y el volumen de las masas musculares midiendo la circuferencia de las extremidades y comparándolas entre sí. Así mismo se deberá comprobar la presencia de pulsos periféricos en esa zona, y su temperatura. Todas las actuaciones que se realicen sobre esta vía (cambios apósito, lavados con suero salino heparinizado…) deben quedar registradas en la historia de enfermería del paciente haciendo constar fecha y hora.

-Espero que os haya aportado algo nuevo, y que sea el inicio para que cada uno amplíe sus conocimientos en esta técnica.

 

Un saludo compañeros.

 

Comentarios
Inés González Sánchez
Hola Antonio, aunque no he tenido el placer de tenerte como alumno el año pasado, te digo que me ha llamod la atención tu articulo sobre la vía intraosea, decirte que es una técnica médica que aunque sencilla requiere de un buen aprendizaje, en mis tiempos de recien acabada mi carrera la vi poner en el Hospital de Cruces en paciente en Parada y en Tenerife la utilizaban mucho los hematólogos, me ha gustado que la recuperes porque yo por aquí no la he visto. un saludo

Publicado el día 7/04/12 20:39.

Antonio Peña Cortés
Buenos días.
Inés no hemos coincidido, yo soy un alumno que este año ha venido de valencia y son mis primeras prácticas en el H.G. de Alicante.
Para mí es una satisfacción y un privilegio que alguien como tú comente mi artículo, yo solo soy alumno de enfermería con ganas de aprender, ver que algo que has escrito, puede llamar la atención de un profesional consolidado te llena de alegría y ganas de continuar escribiendo y aprendiendo cada día.
Como bien dices es una técnica no complicada, pero si es necesario entrenamiento previo, tener claro los puntos donde se pone, dominar los diferentes dispositivos, etc.
Es posible que falten cosas al artículo o que haya algo que necesite ser revisado, por mi parte estaría agradecido que se comentaran para así todos aprender e ir incorporando datos nuevos a nuestro aprendizaje.
Gracias por tu aporte
Un saludo para todos.

Publicado el día 8/04/12 18:29 en respuesta a Inés González Sánchez.