María Ajo Ferrer María Ajo Ferrer

Muerte encefálica

 

Hola chicos, quería comentaros un caso de un paciente al que ya hizo mención nuestra compañera Irene en una publicación anterior. El paciente ingresó en la UCI tras un intento autolítico por ahorcamiento. La situación es horrible porque la familia está absolutamente destrozada y cada día es peor, ya que el paciente no se va a recuperar. Es un hombre joven, con padres, mujer e hija y se encuentra en muerte encefálica.

La muerte encefálica (ME) se define como el cese irreversible de todas las funciones de los hemisferios cerebrales y del tronco cerebral, manteniendo los sistemas cardiovascular y respiratorio con la ayuda de procedimientos artificiales. Dada la trascendencia del diagnóstico de muerte encefálica, los criterios clínicos deben ser muy rigurosos y deben comprobar exhaustivamente que realmente no existe ninguna actividad cerebral residual. Estos criterios los realiza el médico pero necesita ayuda de la enfermera para realizar alguno de ellos, por ello la enfermera deberá tener conocimiento de todos los criterios clínicos.

Los criterios clínicos diagnósticos de ME incluyen:

- Coma arreactivo e irreversible, cuya etiología debe ser conocida. Este estado debe mantenerse en ausencia de causas potencialmente reversibles que interfieran el diagnóstico: intoxicación por drogas depresoras del sistema nervioso central (SNC) (barbitúricos, benzodiacepinas,...), alteraciones metabólicas y electrolíticas, hipotermia inferior a 32.2ºC, shock, alteración neurológica periférica o muscular debida a enfermedad o drogas relajantes musculares.

- Ausencia de función del tronco encefálico. Se debe examinar de forma metódica y exhaustiva la presencia de pupilas midriáticas o medias, arreactivas con un diámetro pupilar mínimo de 3 mm, ausencia de reflejo corneal, oculovestibular, oculocefálico, faringeo y traqueobronquial. Debemos asegurar la no administración previa de atropina u otras drogas que pudieran alterar la respuesta pupilar a la luz, así como lesiones oculares previas.

En la muerte encefálica no existe respuesta al estímulo doloroso en el territorio de los nervios craneales. La estimulación del territorio sensitivo de los pares craneales (por encima del nivel de la comisura labial, ya que por debajo puede haber inervación dependiente de las primeras raíces cervicales) no provoca respuesta alguna. Por otro lado, la estimulación dolorosa del tronco y extremidades no provocará respuesta en el territorio dependiente de las ramas motoras de los pares craneales. La hipotonía muscular generalizada, aunque muy común, no es constante en los pacientes en muerte encefálica. En ocasiones, y de forma creciente cuanto más tiempo ha transcurrido desde la ME, pueden aparecer movimientos automáticos reflejos y espontáneos en el tronco o las extremidades, dependientes de la inervación espinal, debidos a los arcos neurales espinales intactos y a la liberación del influjo de la regulación central.

El test de apnea, demostrativo de ausencia de ventilación espontánea, y el test de la atropina, con inactividad del núcleo ambiguo del nervio vago deben explorarse finalmente antes del diagnóstico clínico de la ME. El test de la atropina consiste en la ausencia de incremento superior a 5 latidos por minuto (o 10% de la FC basal) después de la administración de 0.04 mg/kg de atropina por una vía intravenosa central, libre de otras drogas cronotrópicas. Esta ausencia de respuesta está determinada por la pérdida del núcleo ambiguo del vago, con abolición del tono vagal, que anularía el efecto anticolinérgico de la atropina sobre el corazón. El

Test de apnea consiste en la demostración de la ausencia de movimientos respiratorios espontáneos tras el tiempo de apnea necesario para estimular los centros respiratorios (aumento de pCO2 hasta 60 mmHg). Después de un período de normoventilación e hiperoxigenación (FiO2 1), el paciente se desconecta del respirador y se coloca un catéter endotraqueal de O2 con un flujo de 6 L/min (oxigenación apnéica). Se extraen muestras de sangre para la determinación de los gases arteriales. La prueba se interrumpe al alcanzar los valores de PCO2 determinados (considerando que aumenta unos 2 mmHg por minuto, entre 3 y 20 minutos) o si el paciente presenta arritmias o deterioro hemodinámico.

Los cuidados de enfermería ante un paciente con un diagnóstico de muerte encefálica son:

  • Realizar la higiene personal y bucal del paciente.
  • Curas necesarias.
  • Control de constantes.
  • Administrar medicación preescrita.
  • Cambios de vías periféricas o arteriales cuando sean necesario.
  • Vigilar la diuresis horaria.
  • Dar apoyo a la familia cuando necesiten nuestra ayuda.

Un saludo a todos.smiley


Elena Santacruz Lillo
Hola María, algo de esto había leído sobre los cuidados de la ME, que és, etc. por un artículo que nos pasó el profesor de EMQ III. No me acordaba muy bien, gracias por recordalo. Un saludo.

Publicado el día 27/04/12 20:13.

Antonio Peña Cortés
Hola Maria Ajo:

Me encanto el otro día coincidir contigo, en el TAC y luego subir contigo a tu servicio, la UCI, gracias por estar a mi lado y guiarme, explicarme que haceis cuando alguien ingresa, me abrió un poco las puertas de ese servicio.
Fué un trabajo en equipo espectacular, yo subía de urgencias con un paciente, el cual recogiste tu, trabajo en equipo espectacular, compartiendo experiencia con otra compañera, impagable.
Muchas gracias Maria , mucha suerte.

Publicado el día 28/04/12 12:11.

María Ajo Ferrer
Antonio gracias a ti por explicarme la patología del paciente y resumirme lo que le había ocurrido. Todo un trabajo en equipo sin duda, un placer.

Publicado el día 29/04/12 22:35.